Grupo IBSA prevé invertir cerca de 100 millones para construir 650 viviendas en la zona de El Cardón
07-03-2016

El 40% de la promoción será de protección oficial

El Grupo IBSA invertirá cerca decien millones de euros en la construcciónde una urbanización deunas 650 viviendas en El Cardón, enlas inmediaciones del polígono DíazCasanova-Vista Hermosa, una delas promociones residenciales quese hará en la capital, tras la crisis económica. Como compensación po rautorizar la zona residencial en un suelo que antes tenía uso industrial,la promotora cederá a la ciudad una serie de parcelas para hacer un local social, un espacio deportivo, jardines e infraestructuras educativasy sanitarias. La compañía cede, además, 97.382 metros cuadrados del suelo rústico de protección paisajística que están situados en la ladera que da al barranco de Tamaraceite, a lo que se añaden 14.840 metros cuadrados de sistema general. El barrio de El Cardón tiene en la actualidad unos 2.300 vecinos, una población que se duplicará con la nueva urbanización. El Ayuntamiento acaba de dar víalibre a la zona residencial, que contempla que el 40% del total de viviendas,unas 260 casas, serán deprotección oficial. El director general del grupo José Ramón Amondarain explica que no está definido cómo será la urbanización, porque la redacción del proyecto no se ha iniciado todavía. Está pendiente de que termine, dentro de unas tres semanas, el plazo de presentación de alegaciones a la modificación puntual del Plan General de Ordenación (PGO), después de lo cual se procederá a la aprobación definitiva. La promotora espera empezar a comercializar los pisos en año y medio,con la vista puesta en la obtención de la financiación para iniciar las obras de las viviendas.

Los edificios, cuyo número aún está por definir, se harán de forma escalonada y tendrán una altura máxima de seis plantas. La empresa trabaja con la idea de hacer casas dirigidas a clientes de clase media, parejas jóvenes que quieren acceder a su primera casa. “Es el único suelo residencial que conservamos en la capital grancanaria y tenemos gran interés en urbanizarlo y sacarlo a la venta. Cada vez el stock de viviendas en manos de los bancos es menor, por lo que esperamos que en uno o dos años, viviendas como éstas comiencen a tener una buena salida en el mercado ”, señala.La empresa lleva diez años intentando sacar adelante esta urbanización. En el año 2000 proyectó la instalación de un outlet en la zona, pero la idea no funcionó y se planteó crear un edificio para oficinas de cuatro pisos, con la planta baja dedicada a locales comerciales. Tampoco cuajó y finalmente se optó poruna zona residencial, aprovechando el espectacular enclave que tienen las parcelas, sobre una atalaya al borde del barranco, con una de las mejores vistas de Las Canterasy La Isleta. Las viviendas se construirán en tres parcelas, que tienen una edificabilidad de 78.000 metros cuadrados. La promotora considera que el “municipio sale muy beneficiado”de este acuerdo alcanzado con el Ayuntamiento porque además del suelo rústico que pasa a ser propiedad de la ciudad, IBSA le cede 27.741 metros cuadrados de suelo urbano para zonas de esparcimiento, locales sociales y áreas dotacionales.

Para cambiar el uso comercial e industrial a residencial ha sido preciso realizar una modificación puntual del plan parcial Díaz Casanova-Vista Hermosa, un proceso, iniciado hace cuatro años,que tuvo su primera aprobación en marzo de 2013. Después de esa aprobación inicial en un pleno se introdujeron varios cambios en elmandato pasado, a sugerencia del Cabildo, la Consejería de PolíticaTerritorial del Gobierno canario y los servicios municipales, por lo quese decidió abrir un periodo de alegaciones. El gobierno tripartito se encontró con este expediente y lo congeló unos meses para “mirarlo con lupa” y comprobar si era beneficioso o no para la ciudad. Finalmente, el pleno del pasado mes de enero dio vía libre al proyecto y hace unos días salió información pública.Tanto el anterior gobierno del Partido Popular (PP) como el actual han mostrado su apoyo al proyecto. El convenio firmado con el Grupo IBSA garantiza que las parcelas dotacionales serán para uso público y no cueste dinero su adquisición.

Compartir Noticia

Volver